Filosofía Institucional

La Institución Educativa Parroquial “Santa Juana de Lestonnac” se nutre de la filosofía de la Compañía de María (1605 – 1606), a través de su gestora Juana de Lestonnac, una religiosa natural de Burdeos – Francia; y los principios del filósofo Miguel de Montaigne.

El plan de Juana de Lestonnac, de apoyar a la niñez y juventud francesa, se inició en un contexto social complicado, marcado por la peste, la pobreza y los conflictos ideológicos entre la iglesia y los filósofos renacentistas. No cabe duda que este proyecto contó con los aportes de la orden espiritual de los jesuitas (la ratio studiorum). De allí que su pensamiento se sustentara en la espiritualidad ignaciana y las ideas de su tío, el filósofo Miguel de Montaigne: que proponía una formación crítica de los estudiantes sobre su realidad para transformarla.

Ambos aportes decisivos para el proyecto educativo de la Compañía de María, la convirtieron en la primera Orden religiosa que se “atrevió” a instruir a la mujer, hecho verdaderamente revolucionario a principios de siglo XVII.

En tal sentido, como institución educativa adscrita a la iglesia, perseguimos:

a) Ante la dinámica de la cultura global que se va extendiendo por diversas latitudes del planeta, perseguimos una conciencia de responsabilidad universal.

  • Ayudar a las personas y grupos a afirmar su identidad.
  • Entrar en diálogo con otras identidades, reconociéndolas y respetándolas.
  • Promover la amistad y el encuentro entre las personas y los pueblos.
  • Crear conciencia ecológica.

 b) Ante la complejidad del mundo, priorizamos la formación del pensamiento, la conciencia crítica y la creatividad.

  • Aprender a: Ser, pensar, hacer, estar, convivir.
  • Asimilar personalmente el saber, más que una acumulación de conocimientos, una pedagogía constructiva y personalizada: “Cabezas bien hechas más que cabezas bien llenas”
  • Enfatizar en el análisis crítico, en la interacción y transformación recíproco del pensamiento y la realidad.

c) Ante un sistema excluyente que genera dramas humanos, buscamos atender a los que más lo necesitan.

  • Educar para la justicia, la solidaridad, el compromiso.
  • Realizar la tarea educativa desde la perspectiva de los más necesitados.

d) Ante la actitud negativa que destruye a la persona, ante un mundo violento, enfatizamos la formación de la conciencia ética y moral.

  • Formar para la comprensión y manejo del conflicto.
  • Anunciar la buena nueva del amor y la misericordia y denunciar las causas del mal.
  • Compromiso en la defensa de la vida y de los derechos fundamentales de la persona.
  • Formar en la Bioética desde la visión cristiana.
  • Favorecer un ambiente de libertad y amor que propicie las relaciones interpersonales, el respeto al carácter único de cada persona y el desarrollo de sus potencialidades.

e) Ante el individualismo, fomentamos el encuentro con la persona, grupos e instituciones.

  • Promover el sentido de comunidad y fraternidad.
  • Profundizar en la relación educación-comunicación-cultura para formar en la democracia, la paz y la participación.
  • Educar para el diálogo, la convivencia, la complementariedad.
  • Contribuir a la formación del tejido social, de redes de solidaridad.

f) Ante los avances científicos y tecnológicos, aspiramos construir un nuevo humanismo.

  • Fomentar la conciencia de que la ciencia y la tecnología son medios al servicio de la persona.
  • Educar según el fundamento humanista de Juana de Lestonnac.
  • Seguir incorporando los nuevos medios a nuestra tarea educativa, aprendiendo a utilizarlos críticamente.

g) Ante el fenómeno contrastante de increencia y búsqueda de trascendencia y nuevas expresiones religiosas, afianzamos la fe en Jesucristo.

  • Aportar un horizonte de sentido desde la cosmovisión cristiana.
  • Fundamentar teórica, sistemática y vivencialmente la fe cristiana.
  • Formar en los valores evangélicos. Propiciar experiencias orientados a suscitar el encuentro con Dios y a fortalecer el compromiso cristiano.

h) Ante la nueva configuración de la familia, afectada por el impacto de los cambios socioculturales y económicos, acompañamos a los padres y madres de familia en su tarea de educar en valores. 

  • Fortalecer la relación familia – colegio.
  • Potenciar actitudes y practicas que capaciten a los alumnos para redituar su papel en la familia y en la sociedad.
  • Ayudar a cada alumno a encontrar la armonía de sus potencialidades desde la propia identidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s